aprende a limpiar el acero inoxidable de la cocina tu mismo

¿Cómo limpiar acero inoxidable?

El acero inoxidable está omnipresente en nuestras vidas. Para distintas aplicaciones y en distintas formas, pero sea como sea el acero inoxidable no deja nunca de efectuar acto de presencia en nuestro entorno. Por todo ello resulta imprescindible conocer y entender cómo limpiar el acero inoxidable. Antes de adentrarnos en el modo de limpiar el acero inoxidable vamos a ver aquello qué es el acero inoxidable. ¡Vamos allá!

¿Qué es el acero inoxidable?

Existen multitud de electrodomésticos, herramientas y de piezas realizadas en acero inoxidable, y dependiendo de aquello que estemos hablando influirá en gran manera en el modo de concebirlo e influirá también en gran manera en el modo de cómo limpiar acero inoxidable manchado, pero en general, en esencia, y tratándolo desde su base puede decirse que el acero inoxidable es aquello que se mencionará a continuación en las siguientes líneas.

En el ámbito metalúrgico el acero inoxidable es aquella aleación compuesta de acero y de un porcentaje indeterminado de cromo (un porcentaje que no será inferior al diez por ciento), además el acero inoxidable también puede llegar a contener dentro de su aleación otros muchos materiales como, por ejemplo, el wolframio, el níquel o el molibdeno.

Una de las grandes propiedades del acero inoxidable es que el mismo tiene un alto nivel de resistencia a la corrosión, ello es así gracias a la reacción producida por su interacción con el oxígeno por el conjunto de la aleación, una aleación que gracias a su buena relación con el oxígeno permite crear una capa pasivadora que es –a la postre- la que permite este nivel de protección contra la corrosión tan característico del acero inoxidable.

Por supuesto, que el acero inoxidable sea muy resistente a la corrosión no significa que sea inmune a reacciones externas o a determinados niveles de deterioro. Ello es así especialmente en aquellos supuestos en los cuales la capa pasivadora que protege al acero pueda verse atacada por determinados elementos como pueden ser, por ejemplo, algunos ácidos.

El acero inoxidable comparte con el resto de los aceros es que es de los considerados materiales simples, un material simple conformado esencialmente conformado por hierro al cual se le añade una cifra pequeña de carbono. La particularidad del acero inoxidable es el añadido que se mencionaba de cromo que es lo que posibilita que el mismo sea mucho más resistente a la corrosión.

¿Por qué es importante la limpieza del acero inoxidable?

Este gran poder anticorrosivo ha supuesto algo muy importante en múltiples industrias pero ahora ya no podemos hablar de algo precisamente nuevo, pues el descubrimiento del acero inoxidable y con él la necesidad de conocer cómo limpiar acero inoxidable de la cocina nació hace ya muchos años, concretamente a principios del siglo pasado, a principios del siglo veinte.

A pesar de lo que puede existir en la creencia popular, el acero inoxidable no se puede considerar pues no es en ningún caso un revestimiento, al contrario. El acero inoxidable es un metal sólido. Dicho de otra manera, el acero inoxidable tiene entidad propia, el acero inoxidable no es un revestimiento que se aplica al acero convencional, es acero inoxidable por sí mismo y no actúa como revestimiento, baño, ni nada por el estilo.

Del mismo modo que lo expresado en el párrafo anterior, también puede decirse que no existe un único tipo de acero inoxidable, los mismos se pueden distinguir por sus distintas combinaciones de aleación y por otras variables, pero si queremos ceñirnos a mencionar las principales familias en acero inoxidable podemos mencionar la familia de los aceros inoxidables denominados martensíticos, la familia de los aceros inoxidables de carácter ferrítico, los denominados aceros inoxidables austeníticos o, finalmente, el denominado como acero inoxidable denominado dúplex que no viene a ser otra cosa que un familiar intermedio pero diferenciado de los aceros inoxidables austeníticos y los aceros inoxidables ferríticos.

¿Cómo limpiar el acero inoxidable?

Con independencia de la familia de acero de la que se trate conviene conocer cómo limpiar acero inoxidable, pero también debe decirse que el modo de limpiarlo podrá diferir en parte según el tipo de elemento que se trate realizado en acero inoxidable y es que no debemos olvidar que el acero inoxidable tiene unas cualidades que lo hacen sumamente interesante para múltiples ámbitos.

como limpiar acero inoxidable manchado de los electrodomesticos

Y es que, además de las importantes propiedades anticorrosivas del acero inoxidable también puede destacarse que el mismo es un material muy higiénico y que aporta un alto valor estético. Todo ello, todas esas propiedades lo convierten en un material sumamente utilizado en la industria médica, también en el ámbito de los electrodomésticos donde es utilizado tanto para fabricar grandes electrodomésticos como pequeños electrodomésticos domésticos.

También es utilizado en el ámbito de la automoción, especialmente para la parte de los tubos de escape, para el mobiliario urbano y muchos otros elementos del ámbito de la construcción o para el ámbito de las modas y complementos (bisutería, elementos de ornamento, etc.), entre otros ámbitos y lugares de aplicación.

Entrando ahora sí en el contexto práctico de cómo limpiar acero inoxidable, vamos a adentrarnos a ello desde un doble enfoque de dos de los ámbitos donde un mayor número de personas tienen interés en limpiar piezas de acero inoxidable.

Vamos a fijarnos el modo en el cual podremos limpiar y quitar arañazos de electrodomésticos realizados en acero inoxidable y, posteriormente, vamos a centrarnos en visualizar cómo limpiar acero inoxidable que se ha quemado, veremos cómo limpiar el acero inoxidable de un elemento de menaje tan importante de una cocina como es una olla que se ha quemado cocinando.

Con aceite vegetal

En el caso de los electrodomésticos que se quieren limpiar y proteger de arañazos lo mejor es la aplicación sobre el acero inoxidable de un poco de aceite vegetal que deberá de ser aplicado sobre el mismo con un poco de paño seco.

Con anterioridad a todo este proceso será necesario haber eliminado el polvo existente que pudiera existir sobre el electrodoméstico mediante otro paño seco o un pelín humedecido en agua si el polvo ya estaba muy incrustado y dejarlo secar o secarlo con otro paño seco antes de proceder a la aplicación del aceite vegetal.

Con detergente y bola de aluminio (acero inoxidable quemado)

Para el caso de una olla de acero inoxidable (también sirve para un cazo y también para otros elementos análogos) que se haya quemado cocinando el modo de proceder el siguiente para saber cómo limpiar acero inoxidable en este caso adecuadamente.

El método que se va a exponer es tan simple como eficaz y lo mejor del mismo es que no requiere ni de conocimientos para aplicarlo ni de grandes productos limpiadores. Esta forma de limpiar una olla de acero inoxidable que se ha quemado tan sólo requiere de unas pocas gotas de detergente y de una simple bola realizada con papel de aluminio.

Primero se aplicarán las gotas de detergente y luego se cogerá la bola de papel de aluminio (que deberá ser de un tamaño que quepa dentro de la palma de la mano) y se empezará a frotar por toda la zona de acero inoxidable que se ha quemado. Una vez realizado ello tan sólo deberá aclararse con agua ya está, simplemente entonces se podrá limpiar como una olla más con normalidad para eliminar los restos que puedan quedar.

Tal y como puede verse, el saber cómo limpiar acero inoxidable no puede resultar más fácil, por ello no existe excusa para mantener nuestros elementos de acero inoxidable siempre lustrosos y con buena presencia. De buen seguro que existen muchas otras formas de limpiar este material y muchas otras variantes, pero las expuestas aquí son dos de las más recurrentes y de las más fáciles de aplicar.

5/5 (1 Review)